Último boletín:

Apariciones de la Virgen María

1ª Aparición (13 de mayo de 1917)

Era el mediodía del domingo 13 de mayo de 1917, aproximadamente un año después de la primera aparición del Ángel. Lucía con 10 años de edad, Jacinta con 7 y Francisco a falta de un mes para cumplir los 9, tras asistir a Misa llevaron las ovejas a pastar a Cova de Iría, a 2 Km. de su aldea, y tras merendar y rezar el rosario comenzaron a jugar.

De pronto les pareció ver un relámpago y, temerosos de que se acercase una tormenta, reunieron el rebaño para volver a casa pero, tras un nuevo relámpago, vieron sobre la copa de una pequeña encina "Una Señora vestida de blanco, más brillante que el sol y esparciendo luz más clara e intensa que un vaso de cristal lleno de agua cristalina atravesado por los rayos del sol más ardientes", según palabras de Lucía.

Los niños quedaron inmóviles. Y la Virgen entabló una conversación primero con Lucía y después con todos como sigue:

  • No tengáis miedo, yo nos os hago daño.
  • ¿De dónde es Vd.?.
  • Soy del Cielo.
  • ¿Y qué es lo que Vd. viene a hacer al mundo?.
  • Vengo a pediros que vengáis aquí seis meses seguidos. Después os diré quién soy y lo que quiero.
  • ¿Vd. sabe decirme si la guerra durará mucho tiempo todavía, o acabará pronto?.
  • No te lo puedo decir hasta que no te diga también lo que quiero.
  • ¿Sabe decirme si también yo iré al Cielo?".
  • Sí, vas.
  • ¿Y mi prima?.
  • También.
  • ¿Y mi primo?.
  • También irá, pero tiene que rezar muchos rosarios.

La Virgen prosiguió:

  • ¿Queréis ofreceros a Dios para aceptar todos los sufrimientos que Él quiera enviaros, en acto de reparación por los pecados con que es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?.
  • ¡Sí, queremos!.
  • Tendréis pues, mucho que sufrir, pero la gracia de Dios será vuestra fortaleza. 

Al pronunciar estas palabras, abrió las manos ofreciéndoles Su Corazón Maternal, del cual salía un reflejo sobrenatural que envolvía íntimamente a los niños.

Mientras la visión desaparecía, la Virgen pidió lo siguiente:

"Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz para el mundo y el fin de la guerra".